• Admin

013 ¡La grandeza de ser hijos de Dios!


El caso trata de concientizarnos de nuestra identidad, de nuestra dignidad, como hijos de Dios, creados a su imagen y semejanza, (ejem. La ranita y el escorpión que nunca dejan de ser lo que son).



013 La grandeza de ser hijos de Dios
.pdf
Download PDF • 128KB

Reflexión Evangélica: Lc 12 30-32


No estén pendientes de lo que comerán o beberán: ¡no se atormenten! Estas son cosas tras las cuales corren todas las naciones del mundo, pero el Padre de ustedes sabe que ustedes las necesitan. Busquen más bien el Reino, y se les darán también esas cosas. No temas, pequeño rebaño, porque al Padre de ustedes le agradó darles el Reino.



Revisión de compromisos y oración espontánea


Caso de vida


https://youtu.be/HqrKdkpD21Q

El caso trata de concientizarnos de nuestra identidad, de nuestra dignidad, como hijos de Dios, creados a su imagen y semejanza, (ejem. La ranita y el escorpión que nunca dejan de ser lo que son).

Así como también trata de hacernos ver que siempre debemos comportarnos como sus hijos es decir, hijos del rey del universo y del creador de todo cuento existe.

Somos hijos del rey, saber que Él siempre vigila por nosotros y siempre saca lo mejor, aun en casos adversos, Él siempre hará que todo sea para nuestro bien.

El caso nos invita que hagamos una reflexión por escrito acerca de esta grandeza, definiendo nuestra identidad sabiendo de dónde venimos y hacia dónde vamos.



A continuación se les ofrecen algunas ideas para desarrollar el encuentro.

Son sólo sugerencias de apoyo para quien lo dirija.





Preguntas para reflexionar el caso


¿Eres consciente de lo que significa ser hijo/hija de Dios?

¿Realmente te comportas como tal?

¿Reflejas el serlo, como un hijo refleja a su padre terrenal?

¿Tus actitudes y tus actos muestran que eres hijo/hija de Dios? ¿Te pareces a Él?

¿Te imaginas como sería el mundo si todos estuviéramos conscientes de que somos hijos de Dios?


Causas y consecuencias

Porqué sucedió esto y qué efectos genera


Causas de NO comportarnos con hijos de DIOS

· La influencia del mundo

· La ignorancia

· La indiferencia

· El sin sentido

· La infelicidad

· La insatisfacción

· La tristeza

· El desanimo

· El hastió


Consecuencias al SI comportarnos como hijos de DIOS

· Testimonio

· Arrastre

· Felicidad

· Plenitud

· Alegría

· Encontrarle a todo un sentido (bueno y malo)

· Consciencia de nuestra existencia

· El don de saber hacia dónde vamos “VIDA ETERNA”



¿Qué diría el mundo?

Explicar la forma de pensar del mundo ante el caso expuesto


El mundo siempre nos hace creer que somos autosuficientes, independientes y que podemos todo. Inclusive jugamos a ser dioses: que hay que vivir la vida como cada quien quiera, que te dejes llevar por tus sentimientos y emociones a costa de lo que sea y de quien sea.


¿Qué diría Cristo?

Pasajes bíblicos que iluminen el caso


Jn 1 9-13

La Palabra era la luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron. Pero a todos los que la recibieron les dio poder de hacerse hijos de Dios, a los que creen en su nombre; la cual no nació de sangre, ni de deseo de hombre, sino que nació de Dios. Lc 6 35-36

Amen a sus enemigos, hagan el bien y presten sin esperar nada a cambio. Entonces la recompensa de ustedes será grande, y serán hijos del Altísimo, que es bueno con los ingratos y los pecadores. Sean compasivos como es compasivo el Padre de ustedes."

Lc 20, 34-36

Jesús les respondió: «Los de este mundo se casan, hombres y mujeres, pero los que sean juzgados dignos de entrar en el otro mundo y de resucitar de entre los muertos, ya no toman marido ni esposa. Además ya no pueden morir, sino que son como ángeles. Son también hijos de Dios, por haber nacido de la resurrección.

Mt 5, 8-9 Felices los de corazón limpio, porque verán a Dios. Felices los que trabajan por la paz, porque serán reconocidos como hijos de Dios. Felices los que son perseguidos por causa del bien, porque de ellos es el Reino de los Cielos.


¿Qué diría la Iglesia?

Referentes doctrinales que iluminen el caso


Papa Francisco:

San Pablo subraya que la fe en Jesucristo nos ha permitido convertirnos realmente en hijos de Dios y también en sus herederos. Nosotros, los cristianos, a menudo damos por descontado esta realidad de ser hijos de Dios. Sin embargo, siempre es bueno recordar de forma agradecida el momento en el que nos convertimos en ello, el de nuestro bautismo, para vivir con más consciencia el gran don recibido.



Actuares y compromiso

Se dan unas sugerencias, pero cada equipo debe pedir luz al Espíritu Santo para ellos.


· En equipo: Durante esta semana concientizaremos a los de nuestro alrededor del GRAN DON que es ser hijos de Dios, motivarlos para comportarnos como tal, poniendo propósitos concretos.

· Hacer conciencia durante esta semana de la presencia de Dios en nuestra vida ofreciéndole por amor nuestros actos de piedad para que nos dé el don de comportarnos como sus hijos de manera que quien nos vea, vea el reflejo del amor de Dios en nosotros hacia ellos, es decir que Él ame a través de nosotros.




Oración final




133 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo