• Admin

026 “La vida puede cambiar en un instante”

Actualizado: 6 sept


En enero de 2009, Ric Elías, empresario puertorriqueño, ocupaba un asiento de 1a fila en el vuelo 1549 de US Airways, que hizo un aterrizaje forzoso en el Río Hudson en Nueva York.




026 La vida puede cambiar en un instante
.pdf
Download PDF • 176KB

Reflexión Evangélica: Lc 12, 16-20

Les dijo una parábola: «Los campos de cierto hombre rico dieron mucho fruto; y pensaba entre sí, diciendo: “¿Qué haré, pues no tengo donde reunir mi cosecha?” Y dijo: “Voy a hacer esto: voy a demoler mis graneros y edificaré otros más grandes y reuniré allí todo mi trigo y mis bienes, y diré a mi alma: Alma, tienes muchos bienes en reserva para muchos años. Descansa, come, bebe, banquetea.” Pero Dios le dijo: “¡Necio! Esta misma noche te reclamarán el alma; las cosas que preparaste, ¿para quién serán?”»

Revisión de compromisos y oración espontánea


Caso de vida

En enero de 2009, Ric Elías, empresario puertorriqueño, ocupaba un asiento de 1a fila en el vuelo 1549 de US Airways, que hizo un aterrizaje forzoso en el Río Hudson en Nueva York. Apenas iniciado el vuelo, a 900m hubo una explosión y el avión se llenó de humo, el piloto apagó lo motores y enfiló hacia el Río Hudson para acuatizar. En su testimonio, comenta que mientras se preparaba para el impacto, aprendió 3 cosas:

  1. La vida cambia en un instante. ¿Dónde quedan todas esas cosas que quería experimentar en tu vida? ¿Las que quería reparar?¿Dónde quedan todas esas personas a las que quería llegar? No se debe aplazar nada, ni dejarlo para después.

  2. No darle tiempo al ego, valorar el tiempo y no desperdiciarlo en cosas que no importan, olvidando y poniendo en segundo lugar las personas que sí son importantes en su vida: amigos, esposa, familia, etc.; eliminar todo lo negativo.

  3. También se dio cuenta que no hay que tener miedo a la muerte, que la vida nos va preparando para morir, sin embargo dado que su vida era buena, no quería morir pues le daba mucha tristeza no llegar a ver crecer a sus hijos. Dado que se le concedió el milagro de seguir con vida y el regalo de mirar el futuro y volver para vivir de otra forma, se comprometió a que lo más importante para él sería ser un gran padre.

Nos invita a ponernos en ese momento de peligro para poder reflexionar en lo que queremos cambiar de nuestra vida para vivir más plenamente, cambiando todo aquello que no nos lo permite. https://www.youtube.com/watch?v=8_zk2DpgLCs

A continuación se les ofrecen algunas ideas para desarrollar el encuentro. Son sólo sugerencias de apoyo para quien lo dirija.


Preguntas para reflexionar el caso

  • - ¿A qué te llama el reflexionar sobre la brevedad de la vida?

  • - ¿Has estado en alguna situación similar, en la que te hayas hecho estos cuestionamientos?

  • - ¿Te das cuenta del papel que juega nuestro ego en la vida y cómo te impide alcanzar una vida plena?

  • - ¿Crees que con este tipo de testimonios puedes hacer propósitos para tener mejores relaciones interpersonales donde puedes amar más, donándote?¿Amar más como Dios ama?

Causas y consecuencias

Porqué sucedió esto y qué efectos genera

Causas

- El peligro.

- El darte cuenta que tu vida puede cambiar en un instante.

- La adversidad.

- El creer que a ti nunca te va a pasar.

- Enfrentarte a la brevedad de la vida.


Consecuencias

- Palpar el amor infinito de Dios.

- Motivación para cambiar.

- Tratar de aprovechar el tiempo de vida en cosas importantes y trascendentes.

- Valorar la vida familiar, amigos, esposa, hijos, etc.

- Imaginar el futuro.

- No dejar nada para mañana.

- Consciencia del aquí y el ahora.

¿Qué diría el mundo?

Explicar la forma de pensar del mundo ante el caso expuesto ¿Qué diría Cristo? Pasajes bíblicos que iluminen el caso

El mundo te invita a darle rienda suelta a lo que quieres sin importar valores o el sentido de trascendencia como si no existiera la vida eterna sin embargo, cuando tienes una situación crítica que te enfrenta a meditar y a contemplar como estás viviendo el hoy, haciendo un alto y pensar en las cosas que no has hecho y que no has experimentado. Mt 6, 26-30 Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas? Por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a la medida de su vida? Y del vestido, ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos. Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno, Dios así la viste, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe? Dijo a sus discípulos: «Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis: porque la vida vale más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido; fijaos en los cuervos: ni siembran, ni cosechan; no tienen bodega ni granero, y Dios los alimenta. ¡Cuánto más valéis vosotros que las aves!» Mt 10, 28-30 “Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna. ¿No se venden dos pajarillos por un as? Pues bien, ni uno de ellos caerá en tierra sin el consentimiento de vuestro Padre. En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; vosotros valéis más que muchos pajarillos.” Mt 6, 25 “Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?”

¿Qué diría la Iglesia?

Referentes doctrinales que iluminen el caso

Papa Francisco En la brevedad de la vida,“La búsqueda de la felicidad,” es algo común en todas las personas, de todos los tiempos y edades, porque ha sido Dios quien ha puesto “en el corazón de todo hombre y mujer un deseo irreprimible de la felicidad, de la plenitud”. “Nuestros corazones están inquietos y en continua búsqueda de un bienestar que pueda saciar su sed de infinito, nostalgia invisible de Aquel que nos ha creado y que es Él mismo, el amor, la alegría, la paz la belleza y la verdad.

Actuares y compromiso


- Compartir el caso en familia, sacando un propósito y haciéndolos reflexionar sobre la brevedad de la vida y lo importante que es valorar a las personas que amamos, no posponer un perdón, una disculpa, una caricia, etc.

- En equipo pedir a María en nuestro rosario de esta semana, como intención, que nos abra los ojos y el corazón para no tener que pasar por una adversidad para buscar amar más y amar como Dios.


Oración final


90 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo