top of page
  • Admin

042 Nunca hay que dejar de hacer el bien, que nos inspira el Espíritu Santo”.


Ministro de Comunión que acude a servir en su ministerio regularmente, un día de esos, le dicen que había una persona más a quien debía llevarle la Comunión, cambiando su rutina y pidiéndole más tiempo del acostumbrado por lo que el ministro rechaza un poco el llevarla, pero siente que Dios le pide que lo haga, así que accede.







042 “Nunca hay que dejar de hacer el bien, que nos inspira el Espíritu Santo”.
.pdf
Descargar PDF • 104KB


Reflexión Evangélica: Mt 25, 34-40


Entonces el Rey dirá a los que están a su derecha: «Vengan, benditos de mi Padre, y tomen posesión del reino que ha sido preparado para ustedes desde el principio del mundo. Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa. Anduve sin ropas y me vistieron. Estuve enfermo y fueron a visitarme. Estuve en la cárcel y me fueron a ver. Entonces los justos dirán: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te recibimos, o sin ropa y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y te fuimos a ver? El Rey responderá: «En verdad les digo que, cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños de estos mis hermanos, me lo hicieron a mí.


Revisión de compromisos y oración espontánea


Caso de vida


Ministro de Comunión que acude a servir en su ministerio regularmente, un día de esos, le dicen que había una persona más a quien debía llevarle la Comunión, cambiando su rutina y pidiéndole más tiempo del acostumbrado por lo que el ministro rechaza un poco el llevarla, pero siente que Dios le pide que lo haga, así que accede. Después de hacer su rutina con los enfermos con quienes acude regularmente, se dirige a llevarla a este nuevo enfermo pero como no sabía la dirección pide a los familiares que se la envíen, dificultándose el llegar a dicha ubicación, se pierde y a punto de desertar, pide a un familiar que salgan a su encuentro para poder llegar con el enfermo.

Una vez que llega y ve al enfermo, se conmueve muchísimo ya que se da cuenta de la necesidad tan grande que éste tenía de recibir la Eucaristía; el ministro conmovido no puede ni rezar de la emoción que siente al darle la Comunión. Antes de irse le comenta al enfermo que pedirá mucho por él, éste le contesta que pida por su salud, pero que acepta la voluntad Dios.

Al día siguiente, el ministro recibe un mensaje donde le comunican que el enfermo había muerto un poco después de haber comulgado.

El ministro se conmueve mucho y se da cuenta que si hubiera desertado de haber llevado la Comunión, esta persona hubiera muerto sin recibir a Cristo, llegando a la conclusión que NUNCA HAY QUE DEJAR DE HACER EL BIEN porque tal vez ya no haya mañana.


A continuación se les ofrecen algunas ideas para desarrollar el encuentro.

Son sólo sugerencias de apoyo para quien lo dirija.


Preguntas para reflexionar el caso


¿Te das cuenta de lo importante que es ser fiel a las inspiraciones del Espíritu Santo?

¿Estás consciente de lo importante que es, no solo, no hacer mal si no siempre hacer el bien?

¿De los milagros que Dios puede hacer a través de nosotros cuando somos fieles?

¿Te das cuenta también del amor inmenso de Dios a todas las almas?

¿Estamos conscientes de que Dios sin necesitarnos, nos pide que le ayudemos a Su plan de salvación?

¿Qué tan fiel eres a esas inspiraciones del Espíritu Santo que tanto nos habla atreves de nuestra conciencia para llevarnos a la santidad?


Causas y consecuencias


Porqué sucedió esto y qué efectos genera


Causas


· Atención a la voz de Dios en nuestro interior.

· Fidelidad a esa voz.

· Obediencia.

· Valorar la vida eterna.

· Importancia a las almas.

· Fidelidad a la misión.

· Generosidad.



Consecuencias


· Paz.

· Felicidad de haber sido fiel.

· Plenitud.

· Amor a Dios.

· Alegría en el cumplimiento a la misión.



¿Qué diría el mundo?


Explicar la forma de pensar del mundo ante el caso expuesto


El mundo nos hace que veamos ante todo nuestra comodidad, a cumplir nuestros deseos y gustos a costa de lo que sea, nuestro tiempo, nuestras cosas, etc, pensando de una manera totalmente egoísta, olvidándonos del prójimo y viendo solo los intereses propios.


Qué diría Cristo?


Pasajes bíblicos que iluminen el caso


Mc 16, 17-19 Estas son las señales que acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas, agarrarán serpientes en sus manos y aunque beban veneno no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien. Con esto, el Señor Jesús, después de hablarles, fue elevado al cielo y se sentó a la diestra de Dios.

Mt 8, 7-10

Jesús le dijo: “Yo iré a sanarlo.” El capitán contestó: «Señor, ¿quién soy yo para que entres en mi casa? Di no más una palabra y mi sirviente sanará. Pues yo, que no soy más que un capitán, tengo soldados a mis órdenes, y cuando le digo a uno: Vete, él se va; y si le digo a otro: Ven, él viene; y si ordeno a mi sirviente: Haz tal cosa, él la hace. Jesús se quedó admirado al oír esto, y dijo a los que le seguían: “Les aseguro que no he encontrado a nadie en Israel con tanta fe.”


Mt 14, 13-14

Al conocer esa noticia, Jesús se alejó discretamente de allí en una barca y fue a un lugar despoblado. Pero la gente lo supo y en seguida lo siguieron por tierra desde sus pueblos. Al desembarcar Jesús y encontrarse con tan gran gentío, sintió compasión de ellos y sanó a sus enfermos.


Lc 4, 18-19

“El Espíritu del Señor está sobre mí. El me ha ungido para llevar buenas nuevas a los pobres, para anunciar la libertad a los cautivos, y a los ciegos que pronto van a ver, para despedir libres a los oprimidos y proclamar el año de gracia del Señor.”



¿Qué diría la Iglesia?


Referentes doctrinales que iluminen el caso


Papa Francisco:

Exhorta en la fidelidad diciendo que hay que dar gratuitamente lo que hemos gratuitamente recibido, dando testimonio, “seguir a Cristo en el servicio a los pobres y a los enfermos es un camino que llena el alma”. De hecho, permite encontrar al Señor en cada rostro del hermano necesitado, en cada mano que estrechan en señal de acogida, en cada circunstancia en la que reviven el ideal, entregando su vida al servicio de los “Pobres de Nuestro Señor”.



Actuares y compromiso


Se dan unas sugerencias, pero cada equipo debe pedir luz al Espíritu Santo para ellos.


En equipo: Ofrecer esta semana una misa además de la del domingo, para que estemos atentos y seamos fieles a las inspiraciones del Espíritu Santo y nos de la fortaleza para cumplirlas.

Rezar un misterio del Rosario por las vocaciones sacerdotales y religiosas.



Oración final



327 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Couldn’t Load Comments
It looks like there was a technical problem. Try reconnecting or refreshing the page.
bottom of page